Inicio / Blog
Publicado el 15 diciembre 2015

Empezando un negocio de Hosting

La gente comienza un negocio de Hosting por varias razones. Algunos lo hacen para obtener una segunda fuente de ingresos, otros lo escogen como modelo de negocio para trabajar desde casa, y hay quien se deja convencer por los costes de inicio razonablemente bajos.

Hay algunas razones, también, por las que no se debe entrar en este negocio. No entres en el negocio de Hosting si lo que quieres es tener una vida libre de estrés. Cuando el sitio web de alguien se cae, no podemos decir que la situación sea como una paseo por el campo, sobretodo si tienes al cliente al otro lado del teléfono. Este negocio es estresante, ya sea que tengas un pequeño negocio de Hosting o bien seas una gran empresa con millones de clientes. Incluso los grandes proveedores de Hosting están sometidos a mucho estrés, aunque tengan muchos empleados para cuidar de sus servicios.

No entres en este negocio si tienes restricciones de tiempo estrictas. Este es un negocio activo las 24 horas de los 365 días del año. Debes estar dispuesto a sacrificar tu vida social en caso de que sea necesario. Los clientes tienen problemas continuamente y los servidores pueden caerse en cualquier momento. Los hackers harán horas extra para intentar tumbar tus servidores. Un proveedor de Hosting no duerme fácilmente.

No entres en este negocio si lo que quieres es ganar mucho dinero en poco tiempo. Un aterrador porcentaje de proveedores de Hosting se vienen abajo porque no han llegado a conseguir el retorno de su inversión (ROI). Muchos son los que han subestimado el coste o sobrestimado el retorno de la inversión. Estos proveedores de Hosting se retiran en silencio y sufren las pérdidas. Si el dinero es tu motivación, prepárate para desmotivarte. No es fácil obtener dinero en este negocio y conseguir una cantidad decente requiere de mucho trabajo.

¿Qué cualidades debes tener para empezar?

Lo ideal sería que el nuevo empresario pudiese aportar un poco de experiencia previa en la gestión de un negocio. Si has ejecutado algún tipo de negocio técnico, como venta de ordenadores, diseño de páginas web o algún tipo de e-Business, ya sería un buen comienzo porque ya sabrás cómo gestionar una empresa en este área, tendrás ciertos conocimientos contables y legales. Si has sido el propietario de una página web y la has gestionado, también resultaría muy útil.

El conocimiento técnico es una necesidad. El sector del Hosting está lleno de empresas con más de 15 años de edad que llevan a cabo sus negocios con bastante éxito. Lo que ellos tienen, en primera instancia, es el conocimiento técnico. Preferentemente, debes haber instalado y estudiado acerca de Linux y Windows. Debes tener un cierto conocimiento acerca de los diversos aspectos técnicos que componen un servidor y también conocimientos acerca de los paneles de control existentes en el mercado.

No hace falta decir que tendrás que ser un ávido surfista en internet y encontrarte a gusto gestionando tu negocio únicamente delante de tu ordenador.

La elección del servidor

La inmobiliaria del negocio del Hosting se encuentra en los servidores que tú alquilarás o comprarás a un proveedor. El espacio y los recursos en esos servidores será lo que tú vendas. Por ejemplo, si tu servidor tiene 50GB de espacio en disco, descontando el sistema operativo y el software del panel de control, quizás podrás revender unos 30GB de espacio.

Al iniciar tu negocio, necesitarás obtener un servidor para que puedas alojar los sitios web de los clientes en él. A muchos novatos les surgen dudas en este punto: ¿deben alquilar un servidor, deben colocar su propio servidor en un centro de datos (Housing) o deben empezar con un plan de revendedor ofrecido por un compañía de Hosting?

Estas diferentes opciones consisten en lo siguiente:

  • Housing: el housing consiste en comprar un servidor directamente y ponerlo físicamente en un centro de datos. El centro de datos te proporcionará la conexión a internet de tu servidor y al ancho de banda.
  • Servidor Dedicado o Servidor VPS: Consiste en alquilar un servidor, ya sea dedicado o virtual, a un proveedor que a su vez es el encargado de alojarlo en el centro de datos.
  • Plan Revendedor (Reseller): Un revendedor es un intermediario que vende espacio web en el servidor de otra persona. Digamos que el espacio real en un servidor tiene un coste de 10 €, tú como revendedor lo consigues en 5 €, y a partir de ahí divides ese espacio para revenderlo a tus clientes por el precio que estipules.

Si estás empezando con un presupuesto muy ajustado y no tienes demasiados conocimientos técnicos acerca de la gestión de un servidor, lo mejor que puedes hacer es decantarte por un plan Revendedor de Hosting. Es barato, menos de 100  € por una cuenta Reseller en cualquier compañía de renombre. Tendrías que hacerte cargo de la gestión técnica inicial de tus clientes (consultas sencillas), pero podrías olvidarte de gestionar el servidor desde las tripas como si fueses un sysadmin. En el aspecto negativo de esta opción, no tendrías el control real sobre los sitios web de tus clientes. En el caso de que el servidor se cayese, lo único que podrías hacer es contactar con la empresa que te esté ofreciendo el plan revendedor y lidiar mientras tanto con las múltiples llamadas de tus clientes (que suelen estar bastante enfadados cuando esto sucede).

Una vez que alcances la cifra de unos 100 dominios alojados, pueden plantearte la opción de lanzarte al Housing o al alquiler de un Servidor Dedicado. Si estás entrando en el negocio del Hosting a lo grande, puedes plantearte la compra de una empresa de Hosting ya creada y funcional. Recibirías una clientela lista y podrías ahorrarte los contratiempos iniciales. El precio general de una empresa de alojamiento web consiste en multiplicar por 1 o por 2 sus ingresos anuales. Antes de hacerlo, asegúrate de comprobar que los clientes de esta empresa están contentos con el servicio, que la mayor parte de la contratación está basada sobre planes mensuales o trimestrales, que dispone de un equipo técnico competente y de que los servidores son estables.

Recuerda que tu plan de negocio se basa enteramente en la cantidad de espacio en disco y en el ancho de banda que estás vendiendo. Sea cual sea el servidor que alquiles o compres, ten en cuenta que un servidor puede alojar hasta 300/500 cuentas. Esta es la cifra ideal. No bases tu negocio en la premisa de que puedes exprimir al máximo el servidor alojando 1.000 cuentas en él. Deja siempre un 10% de los recursos del servidor disponibles por si surge alguna emergencia. La ecuación para saber el espacio de tu servidor que es vendible, sería esta:

Espacio en disco vendible = Espacio total del servidor – 10% de espacio para emergencias – espacio ocupado por el sistema operativo y el panel de control

Elección del Software

Vas a necesitar software de control del servidor, software de facturación y software de asistencia (helpdesk).

El software de control del servidor te ayudará a automatizar varias tareas de administración del servidor. La mayoría de proveedores de Hosting usan un panel de control, y tus clientes esperarán tener uno por defecto cuando te contraten un servicio. Hay muchas opciones disponibles en el mercado en cuanto a paneles de control del servidor, los más utilizados son cPanel, Plesk y DirectAdmin. Puedes calcular un gasto de entre 400 y 500 € anuales por la obtención de una licencia de panel de control para un servidor. Por supuesto, si eres un reseller, te ahorrarás este gasto porque será asumido por tu proveedor.

La mayoría de paneles de control del servidor no incluyen funciones de facturación, por lo que necesitarás un software que se encargue de esta tarea y te ayude a generar facturas automáticamente, recordatorios de pago, creación de cuentas de hosting automáticas, etc. Hay múltiples opciones en el mercado, las más utilizadas en este momento son WHMCS, HostBill, ClientExec y UberSmith.

También necesitarás un software de Helpdesk o de asistencia. WHMCS, Kayako, Zendesk y UberSmith son buenos softwares de Helpdesk. Este tipo de software te ayudará a gestionar las incidencias y las peticiones de soporte técnico que realicen tus clientes.

Soporte técnico y mantenimiento

Una vez que inicies tu negocio de Hosting, recibirás quejas de tus clientes como “mi correo electrónico no funciona”, “mi web se ha caído”; o consultas del tipo “¿cómo hago para que mi aplicación PHP funcione?”. “¿cómo puedo utilizar FTP para subir mis archivos al alojamiento?”. Puedes esperar recibir desde las consultas más absurdas hasta las consultas más complejas.

No te equivoques en esto: si no tienes conocimientos de administración de sistemas, no te pongas a jugar con el servidor. Podrías causar un tiempo inaceptable de inactividad de tus servicios, o lo que es pero, la pérdida de los datos de tus preciados clientes. Muchos propietarios de empresas de Hosting adquieren sus habilidades técnicas realizando pruebas en los servidores en producción donde alojan a sus clientes (este es un pensamiento aterrador). Estas empresas realmente juegan con la confianza que sus clientes depositan en ellos.

Si no eres un administrador de sistemas capacitado y experimentado, puedes contratar a un administrador de sistemas local que te ayude, o también puedes subcontratar la administración de tu servidor a un coste relativamente bajo a una empresa externa como proxadmin.com. Estas empresas cuentan con técnicos altamente cualificados que pueden resolver en 10 minutos incidencias que podrían llevarte una hora sin los conocimientos adecuados.

Un servicio técnico disponible en un rango de 24/7/365 con tiempos de respuesta máximos de 1 hora, es el estándar esperado en el sector. En un sector tan competitivo como el del Hosting, la única manera de diferenciarse de la competencia es ofrecer un servicio técnico de calidad. Si decides externalizar el soporte técnico, tómate tu tiempo para echar un vistazo a los testimonios de otros clientes acerca de la empresa de externalización, así como a los planes que esta te ofrece. El coste del servicio no debe ser el único criterio para elegir externalizar el soporte técnico. Por ahorrarte unos cuantos euros, podrías empujar a tus clientes a una pesadilla de soporte.

Pagos con tarjetas de crédito

Si tu clientela es global, puedes esperar recibir pagos online con tarjetas de crédito. Los proveedores de Hosting suelen utilizar pasarelas de pago de terceros para gestionar los cobros realizados con tarjeta. Las pasarelas de pago más utilizadas en este momento son Paypal.com, 2CheckOut.com y Authorize.net. Estas pasarelas de pago proporcionarán a tus clientes una forma segura de introducir sus datos, de hecho, tú ni siquiera verás lo datos de las tarjetas en la mayoría de los casos.

Las pasarelas de pago te cobrarán una comisión por cada pago que el cliente te realice, consistente en un porcentaje fijo por volumen de ventas de aproximadamente el 3,2% más una comisión por cada una de las ventas (aproximadamente unos 0.50 céntimos por cada transacción, dependiendo de la pasarela). Cuando los volúmenes de venta suben, las tasas bajan.

Diferenciarse de la competencia

Hay miles de servicios de alojamiento web por ahí, y muchos de ellos juegan la baza de ofrecer el alojamiento web más barato. Si este va a ser tu plan de negocio, mejor será que te mantengas alejado del Hosting, o te quemarás muy rápido. Un proveedor de Hosting reconocido dijo una vez que pasó de ser el alojamiento web más barato a ser el más caro en tan sólo un año sin ni siquiera modificar sus precios. Así de mal están las cosas.

Lo ideal sería que te centrases en un nicho en concreto e intentases ser el amo de ese nicho. Por ejemplo, algunos proveedores de Hosting están especializados en ciertos tipos de webs, como WordPress, Prestashop, etc.

Otros ofrecen servicios de alojamiento para correo electrónico, o servicios de alojamiento de datos para backups.

Lo mejor de centrarte en un nicho concreto, es que podrás establecer tu marca más rápido, y gastar menos en comercialización y publicidad. Muchos proveedores de Hosting tienen sitios web diferentes para cada uno de los nichos a los que desean apuntar. Encuentra siempre un punto que te haga especial y diferente, y conviértete en el mejor de ese nicho.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Digg thisBuffer this pageEmail this to someone

Entradas relacionadas:

Instalando PageSpeed en cPanel Mod_pagespeed es un módulo para el servidor web Apache que optimiza tu web antes de servirla, mejorando bastante el rendimiento y la latencia de la misma. Todos conocemos la importancia de utilizar si...
cPanel o Plesk, ¿cuál elegir? Tanto si tienes una gran empresa de alquiler de servidores, como si eres un pequeño proveedor de Hosting o simplemente tienes un negocio online, la elección del panel de control que utilices en tus se...
20 comandos útiles para Exim Exim es uno de los servidores de correo más utilizados por su rapidez y facilidad de implementación. Seguramente, el hecho de que sea el servidor de correo utilizado por defecto en los servidores con ...
Cómo montar una unidad NFS en CentOS Una unidad NFS (Network File System) es básicamente un directorio que se comparte entre varios servidores. Es decir, podemos crear un directorio en el servidor "A", que mediante el montaje NFS podrá s...

//
proxAdmin

En ProxAdmin le ofrecemos servicios de administración de servidores, soporte helpdesk externalizado y servicios IT especializados que le permitirán mantener una presencia en internet consistente y segura.

¿Tienes algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *